Dedicamos la mañana de nuestro día 11 viajando por libre por Japón a vivir en Kioto una experiencia auténticamente japonesa: transformarnos por unas horas en maiko (Nisa) y miembro del Shinsengumi (Pedro) para una sesión fotográfica en el estudio YumeKoubou, cerca del templo de Kiyumizudera.