En el tercer día de nuestro viaje por libre a Japón visitamos dos de los barrios más populares de Tokio: Shibuya, donde destaca la estatua del perro Hachiko, y el famoso paso de peatones más transitado del mundo, todo un espectáculo que vale la pena contemplar.

Tras ello, nos dirigimos hasta Shinjuku, donde pudimos admirar de forma gratuita unas espectaculares vistas de la ciudad desde la planta 45 del edificio del Gobierno Metropolitano de Tokio.