Antes de regresar a Tokio, en donde estuvimos los últimos días de nuestro viaje por libre en Japón, disfrutamos durante tres jornadas de Osaka, una de las ciudades más divertidas del país. En ella visitamos su acuario, lo pasamos en grande en su famosa Dohtonbori y visitamos los alrededores de su castillo.