En Japón puedes vivir cientos de experiencias, pero hay una que no olvidarás en la vida: transformarte por un día en maiko o geisha, o en miembro del shinsengumi en el caso de los chicos. En Kioto hay numerosos estudios fotográficos donde puedes hacerlo.

Las geishas y maikos son uno de los grandes iconos de la cultura japonesa. Entre las japonesas es bastante popular sacarse fotografías de estudio llevando el maquillaje tradicional, pelucas con elaborados peinados y delicados kimonos de todos los colores y telas imaginables, una experiencia que también está al alcance de las personas que visiten Japón. Nosotros fuimos al estudio Yumekoubou.

Dicho estudio fotográfico ofrece varias opciones para todos los gustos, pero a grandes rasgos tienes que elegir si quieres que te caractericen de maiko o de geisha (en el caso de las chicas), o si quieres llevar kimono tradicional o vestir del shinsengumi (en el caso de los chicos), elegir cuántas fotografías quieres que te hagan y si estas han de ser solo dentro de estudio o también en el exterior.

El estudio Yumekoubou, en Kioto

En Kioto hay multitud de estudios fotográficos donde te pueden caracterizar, pero nosotros fuimos al Yumekoubou porque nos lo recomendaron. Como nos gustó tanto la experiencia, nos toca ahora a nosotros recomendarlo…

Una de las cosas que más nos gustó del estudio (hay tres, nosotros fuimos al que está en la cuesta que conduce al famoso templo de Kiyumizudera) es que la mayoría de clientes que van allí, son japoneses. Es decir, vas a vivir una experiencia auténtica, no un sucedáneo para turistas.

Para concertar una sesión fotográfica con caracterización, tienes que reservarla primero a través de la web del estudio (en inglés). Recomendamos hacer la reserva con un mínimo de 2 meses de antelación. Ten en cuenta que tardarán entre 1,5-2 horas en caracterizarte (en el caso de las chicas), hacerte las fotos de estudio y luego desmaquillarte. Aprovecha uno de los días en que estés en Kioto, en una mañana o en una tarde te da tiempo perfectamente.

También hay planes que te permiten pasear por los alrededores del estudio en Kioto caracterizado, y que alguien del estudio te saque fotos profesionales en el exterior. Nosotros inicialmente escogimos ese plan, pero como estaba lloviendo solo nos hicimos las fotos de estudio. Te recomendamos que leas detenidamente todos los planes que ofrece el estudio.

Si vas en pareja, puedes contratar un plan diferente para cada uno, pero solicitar en el formulario de reserva que 2-3 fotos de las que incluye cada plan sean fotos conjuntas).

Otra de las cosas interesantes que ofrece el Yumekoubou es que te dejan sacar todas las fotos que quieras con tu propia cámara, tanto durante el proceso de caracterización como cuando estás dentro del estudio sacándote las fotos profesionales.

¿Cuánto cuesta?

Puedes ver todos los precios en yen en la web del estudio. Seamos sinceros: barato no es, pero hay experiencias que quizás solo se viven una vez en la vida. ¡Merece la pena y es muy divertido! Para que te hagas una idea, nosotros nos gastamos en total 160 euros por el maquillaje y caracterización de ambos como maiko y miembro del Shinsengumi, más 20 fotos profesionales que nos llevamos grabadas en un CD.

¿Cómo se llega?

Nosotros fuimos al estudio Yomekoubou que está en la cuesta del templo de Kiyumizudera. Para llegar, hay que coger la guagua (bus) número 100 o 205 desde Kyoto Station y bajar en la parada de Gojozaka. Luego hay que empezar a subir la cuesta que lleva hasta el templo. El estudio está a pocos minutos, al principio de la cuesta.

En este enlace te puedes descargar un PDF (supuestamente está simplificado, pero es un poco caótico) en inglés del mapa de rutas de guaguas en Kioto. Kiyumizudera está en la zona derecha del mapa, hacia la mitad.

En esta entrada del Diario de viaje a Japón puedes leer más sobre la experiencia.

Otros Frikis Viajeros que también vivieron la experiencia

  • Nuestros primos Yanira y Pablo, que también fueron a Japón de luna de miel.
  • Raveus Malkavian, quien fue la que nos recomendó el estudio fotográfico Yumekoubou. Visita su web de cocina No solo de Sushi vive el japonés.
  • MJ, quien también disfrutó de esta experiencia en Kioto.
  • Diana y David, de Ramen Para Dos, quienes además se hicieron fotos por los alrededores del estudio.
  • Laura Bartolomé, que también aprovechó su estancia en Kioto para vivir la experiencia.