En Japón las estaciones están muy marcadas: en invierno hace un frío que pela, en primavera hay temperaturas frescas con bastante probabilidad de lluvias, en verano hace un calor sofocante (con un alto índice de humedad, y a principios de junio es la estación de las lluvias), y en otoño nuevamente las temperaturas son frescas.

Así que dependiendo de la época del año en la que vaya, sabrás qué ropa llevar a Japón. Elige ropas acordes a las temperaturas. De cualquiera de las formas, te damos estos consejos para preparar el equipaje.

La maleta cuanto más pequeña, mejor

Si eres un viajero de los nuestros, es decir, que lo que quieres es disfrutar lo máximo de la estancia en el país de destino, patear y recorrer sitios, nuestro consejo es que a Japón te lleves el mínimo de ropa posible.

Nosotros viajamos en primavera y llevamos cada uno dos pantalones (uno puesto, el otro en la maleta), tres camisetas (una puesta, las otras en la maleta), un abrigo grueso, un jersey, mudas de ropa interior y calcetines para cinco días, un pijama y un par de zapatos cómodos y ya con mucho uso (recomendamos calzado que sepas con seguridad que no te va a hacer daño en los pies). Pillamos varios días de lluvia, pero en muchos hoteles te prestan paraguas, y si no, los puedes comprar muy baratos por la calle.

Si viajan con otra persona, un truco muy útil es llevar las prendas de los dos mezcladas en ambas maletas. Así si les pierden una de las maletas, la persona afectada puede sobrevivir hasta que se la devuelvan (a mi prima le pasó durante su viaje a Japón, la compañía aérea le entregó su maleta al día siguiente en el hotel de Tokio donde se alojaron).

Recomendamos llevar poco equipaje a Japón

Seguramente te estarás preguntando cómo te las vas a ingeniar en tu viaje con tan poca ropa… No pasa nada, he aquí la respuesta.

Las lavadoras y secadoras de monedas en los hoteles japoneses

La inmensa mayoría de los hoteles japoneses cuentan con lavadoras y secadoras que funcionan a monedas y que cualquier cliente puede usar. Además, suelen vender el saquito de detergente (en polvo) por 50-100 yen. Nosotros solíamos hacer la colada cada 3 días, de forma que siempre teníamos ropa limpia.

En algunos hoteles, incluso, tienen a disposición de los clientes de forma gratuita tendederos portátiles por si no quieres usar la secadora. En el hotel Touganeya en Tokio incluso te dejaban acceder a la azotea del edifico del hotel para que pusieras la ropa a secar.

Aun así, y como en todos los viajes en los que se pretenda caminar mucho, recomendamos no llevar ropa nueva, sino ropa cómoda y que ya tenga un rodaje (vamos, que no vayas a echar especialmente de menos si se te estropea). Recalcamos que no tuvimos ningún problema lavando la ropa en Japón, todo lo contrario, pero es mejor ser práctico a llevarse un disgusto.

Usar estas lavadoras es bastante fácil, y suelen ser de las que tienen el tambor de lavado por arriba. No son caras (unos 200 yen la lavadora, otros 200 la secadora).

Aprovecha las taquillas de las estaciones de tren para guardar las maletas

Llevar maletas pequeñas en Japón tiene una gran ventaja si te vas a mover por el país en tren: en todas las estaciones de tren hay taquillas para guardar el equipaje. Funcionan con monedas y su precio depende del tamaño de la taquilla, pero para que te hagas una idea, la taquilla en la que dejamos nuestras dos maletas en la estación de Hiroshima costó 400 yen (si mal no recordamos, podías dejarlas ahí 12 horas) y funcionan con monedas y billetes.

Esto es muy útil si vas a viajar de una ciudad a otra en la que vas a hacer noche, pero vas a hacer una excursión de varias horas en medio del trayecto. Por ejemplo, si vas de Kioto a Miyajima, puedes dejar las maletas en la estación de Hiroshima durante las horas que dediques a recorrer la ciudad antes de coger el ferry a la isla, y así no tienes que ir cargando con las maletas de un lado a otro.

Taquillas en una estación de tren en Japón

Si llevo maletas pequeñas, ¿cómo traigo las compras de vuelta?

El único inconveniente de llevar maletas pequeñas (aunque es de lo más cómodo) es cómo traer de vuelta a casa todo lo que compres en Japón. Si tienes pensado traerte un cargamento, te recomendamos que leas esta entrada con más información sobre cómo mandarte cajas por correo desde Japón.

Otra opción si crees que no vas a comprar demasiadas cosas, es el truco de llevarte a Japón dentro de la maleta una maleta de tela flexible, tipo bolsa de deporte, que no ocupe mucho espacio pero que puedas llenar después. Por lo general, las compañías aéreas permiten dos maletas por persona en los vuelos intercontinentales. Es decir, en la ida facturas una maleta, en la vuelta dos.