Tras devolver la furgoneta y dejar las maletas en las taquillas del BSÍ, nos dispusimos a pasar un buen día recorriendo Reykjavík, la capital de Islandia. Empezamos el paseo por el lago Tjörnin, y luego visitamos el Harpa. Siguiendo el paseo marítimo llegamos a la famosa escultura Sólfar. Luego, en Laugavegur, compramos algunos recuerdos y almorzamos en el Ramen Momo, también en la zona portuaria. Concluimos el día visitando Nexus, la única tienda de cómics del país. Luego tomamos el Flybus hasta el aeropuerto internacional de Keflavík, en donde nos recogieron del hotel Bed & Breakfast Keflavík Airport Hotel. Por último, tras hacer noche en dicho hotel y desayunar, regresamos al aeropuerto para tomar nuestro vuelo de regreso a casa a primera hora de la mañana.