Cuando planeas un viaje por libre, son muchos los aspectos que hay que tener en cuenta: que si los billetes de avión o tren, que si el alojamiento, que si el itinerario… Y sin embargo, siempre hay una cuestión que, sean cuales sean tus gustos, es de las más importantes: la comida.

Nosotros, friki viajero, lo tenemos claro, y es que la comida siempre es una parte muy importante de nuestros viajes. Por ello a continuación te vamos a hablar de nuestra experiencia en Islandia con la comida, para que vayas con las cosas al menos un poquito más claras a este maravilloso país.

¿Es cierto que comer es carísimo en Islandia?

Sí y no. Mejor dicho, en una escala de blancos y negros, vamos a quedarnos en un gris intermedio. A continuación te explicamos el porqué.

Comer en Islandia en restaurantes, sí, es bastante salado (sobre todo por el cambio entre coronas islandesas, ISK, a euros), aunque como en todos sitios, hay locales que ofrecen una muy buena relación calidad-precio.

Sin embargo, hacer la compra en supermercados está bastante bien, y salvo algunas excepciones que detallaremos a continuación, los precios que te encontrarás son, más o menos, los que te puedes encontrar en España.

Nosotros, durante nuestro viaje por libre por Islandia, solíamos comprar en supermercados para prepararnos la comida en la cocinita de gas que incluía la furgoneta Happy Camper en la que recorrimos el país, pero en algunos sitios optamos por almorzar-cenar de restaurante.

Así que nuestra recomendación es que alternes. Los desayunos los puedes hacer de supermercado tranquilamente, y si tienes pensado almorzar en ruta, también. Si haces noche en alguna ciudad, puedes cenar por fuera (o almorzar por fuera si te pilla bien; ten en cuenta que en muchos tramos de las carreteras de Islandia no vas a toparte con núcleos urbanos hasta pasados una buena cantidad de kilómetros).

¿Dónde se puede comer bien calidad-precio en restaurantes en Islandia?

A continuación te hablamos de los restaurantes donde comimos nosotros, y que nos parecieron muy buenos en cuanto a la relación calidad-precio:

Reykjavík:

Ramen Momo: un local muy pequeño regentado por un tibetano y… ¡un español! donde puedes zamparte un buen bol de ramen por unos 12 euros por persona. Sales lleno y con la barriga calentita. Está ubicado en la zona del puerto, muy cerca del Harpa.

Fish Restaurant Reykjavík: es una cadena de fish & chips, tienen un local en Reykjavík y otro en Akureyri. Pero olvídate de la idea preconcebida que tengas del fish & chips: sí, aquí puedes comer pescado frito, pero pescado de las frías aguas islandesas, con un rebozado crujiente y suave. Según Pedro, el mejor fish & chips que se ha comido en la vida. Te puedes zampar un barreño de pescado frito con papas fritas por unos 12 euros al cambio. También está en la zona del puerto cerca del Harpa. De hecho, está muy cerca del Ramen Momo.

Reykjavík Chips: vale, aquí no es que puedas comer como tal, pero si te apetece meterte entre pecho y espalda un buen paquete de papas fritas con ricas salsas, no dejes de pasar por aquí. Los precios son adsequibles (más o menos 5 euros por un cartucho mediano, pero bien servido) de papas fritas naturales, cortadas a mano, recién hechas. Además, está en una de las calles que cortan a Laugavegur, la principal calle comercial de la capital.

Akureyri:

Akureyri Fish: es el otro local de la misma cadena de fish & chips de la que hablamos. Está en pleno centro, en la zona que da al muelle.

Greifinn: también bastante salado, pero la comida estaba muy buena. Cuando le preguntamos a una persona de la zona por un buen sitio para comer, nos dijo que era su restaurante favorito.

Höfn:

Kaffi Hornid: es un local bastante conocido en este pueblo. Barato no es (de hecho, casi se nos caen los ojos al ver la cuenta, je, je), pero la hamburguesa Surf ‘n Turf (carne de reno con tempura de langosta) es es-pec-ta-cu-lar.

Alrededores del aeropuerto de Keflavík:

Pizzería Langbest: literalmente, el único sitio para cenar que hay por los alrededores del Bed & Breakfast Keflavík Airport. Pizzas ricas y no excesivamente caras.

A continuación te indicamos en el mapa la ubicación de cada uno de estos locales. Recuerda hacer zoom para ver bien dónde se encuentran.

¿Cuántos supermercados hay en Islandia?

Hay varias cadenas de supermercados en Islandia, de las cuales la más popular y abundante es Bónus. Encontrarla es muy fácil por su logotipo: un cerdo (en verdad, una hucha con forma de cerdo), de un chillón color rosa y cara de borrachillo sobre un fondo amarillo también poco discreto.

Hay supermercados Bónus en las principales ciudades de Islandia (Reykjavík, Akureyri, Egilsstadir, Selfoss, etc.), pero nunca está de más tener en cuenta que hay otras cadenas, porque los horarios de apertura no son los mismos.

Este mapa que hemos encontrado en Internet está genial, porque indica la ubicación de los diferentes supermercados que hay por el país. Pertenece a la web I heart Reykjavík.

Supermercado Bonus en Islandia

En cuanto a los precios, por lo general son como en España, salvo en estos artículos:

El queso en lonchas (sí, el mondo y lirondo; comúnmente llamado queso de plato), el pescado ahumado y la carne (en general, pero sobre todo la de vaca) son carísimos. Pero una exageración… Para que te hagas una idea, un paquete de queso en lonchas (unas 10 lonchas, no más) sale al cambio unos 6 euros.

La leche, el pan, la pasta, los huevos, algunas frutas y verduras, etc., están bien de precio.

Un producto con una muy buena relación calidad-precio el skyr (producto típico de Islandia; es una mezcla de yogur y queso fresco de oveja, con diferentes sabores, muy rico, bajo en grasas y con muchas proteínas).

Nosotros comprábamos para cenar ramen instantáneo que enriquecíamos con una tortilla troceada, o preparábamos para el almuerzo pasta con tomate y bacon. Para los desayunos alternábamos pan con algún embutido, leche con cacao instantáneo, tortitas (los botes esos en los que añades leche, agitas y voilá), bollos variados…

Skyr, producto lácteo típico de Islandia

A continuación te detallamos los diferentes horarios de apertura de las principales cadenas de supermercados. Te recomendamos que los tengas muy en cuenta a la hora de planificar tu viaje por libre a Islandia, porque nosotros nos vimos en la situación de llegar a comprar justo 5 minutos después de que cerrara un supermercado y tener que ir al de otra cadena porque cerraba una hora más tarde.

Bónus: ten en cuenta que sus horarios de apertura varían.

De lunes a jueves: 11:00-18:30
Viernes: 10:00-19:30
Sábado: 10:00-18:00
Domingo: 12:00-18:00

Kronan: aunque algunos centros abren hasta las 21, lo habitual es que abran todos los días de 11:00-19:00 horas. Es, después de Bónus, la cadena de supermercado que más verás.

Nettó: una cadena de supermercados más pequeña y algo más cara que las anteriores, pero sus centros por lo general suelen estar abiertos de 09:00-20:00. A nosotros nos sacaron de algún apurillo.

Nuestra recomendación es que aproveches los altos en la carretera cuando atravieses algún núcleo urbano en horas del mediodía (de 11 a 15) y hagas la compra. Así no solo te aseguras de encontrarlos abiertos, sino que estiras las piernas y descansas un poco de tanto volante.

¿Se puede beber el agua del grifo?

. De hecho, el agua de Islandia es una de las más puras del mundo, inclusive la de abasto, por lo que puedes beber agua del grifo sin problema.

Recuerda, eso sí, que el agua de Islandia tiene mucho contenido en azufre por sus particularidades volcánicas. Eso quiere decir que es muy buena de sabor y que no notarás nada especial al beberla o al ducharte, con una salvedad: cuando se caliente, el agua huele a huevos podridos (por el azufre). A nosotros nos pasaba al principio que cuando nos estábamos duchando, pensábamos que olía a alcantarilla, pero no… Huele al azufre del agua al calentarse 😛

Pero insistimos, es totalmente potable. De hecho, comprar agua embotellada en Islandia es una pérdida de dinero.

¿Qué tal el café?

Durante nuestro viaje por libre por Islandia, bebimos café en seis sitios distintos: en el bufet desayuno del Bed & Breakfast Keflavík Airport, en las cafeterías de tres áreas de servicio por la Ring Road, en las oficinas de Happy Campers y en el Dunkin Donuts de Reykjavík. El veredicto es contundente: en Islandia por lo general se toma café al estilo americano, es decir, aguado y a pelo (con azúcar, sin leche o un poquillo).

A nosotros nos pareció que el café es de tropa. Vamos, para sobrevivir. El precio normal es de 300 ISK por una taza (unos 2,50 euros). Dicen que en Reykjavík se encuentran algunos de los mejores baristas del mundo, pero nosotros ni los buscamos ni los encontramos 😉

¿Y el alcohol?

La venta y consumo de alcohol están fuertemente reguladas por la ley en Islandia.

En los supermercados no se puede comprar ningún tipo de bebida alcohólica (no las encontrarás a la venta, de hecho). Si quieres comprar bebidas alcohólicas durante tu viaje por Islandia, has de hacerlo en alguna de las tiendas legisladas y controladas por el gobierno.

Aquí puedes consultar el listado oficial de tiendas, dónde se encuentran y qué venden y a qué precios.

En los restaurantes sí encontrarás en las cartas cervezas, vino y combinados.

Eso sí, ten muy en cuenta que en ambos casos (comprar alcohol en tiendas o pedirlo en restaurantes) es carísimo. Piensa que es un artículo que usa el gobierno para recaudar impuestos a mansalva. Nosotros lo cierto es que no consumimos ningún tipo de bebida alcohólica durante nuestro viaje.

En resumen culinario...

Tanto si vas a recorrer Islandia por tu cuenta en turismo, furgoneta, caravana, bicicleta, guagua, etc., nuestro consejo es que tires de compras en supermercados lo máximo posible. A lo largo de la red de carreteras del país hay numerosos apartaderos con mesa y asientos en donde puedes desayunar – almorzar e incluso cenar, por lo que es ideal si llevas contigo lo necesario. Las botellas de gas de camping gas se compran fácilmente, e incluso en algunas compañías de furgonetas te lo alquilan o viene incluido en el alquiler del vehículo (como fue en nuestro caso; con la furgoneta nos venía incluido un camping gas y varias botellas de gas, de las cuales solo gastamos dos).

Y, por supuesto, si te apetece y tu presupuesto te lo permite, prueba toda la comida local que esté a tu alcance.

Costa este de Islandia, comida en Höfn