Lo reconocemos: nos encanta viajar y ver mundo, pero donde esté nuestra querida playa de Las Canteras, que se quite todo lo demás… 🙂

La playa de Las Canteras está situada en Las Palmas de Gran Canaria, y está considerada una de las mejores playas urbanas del mundo. Nosotros vivimos muy cerca y solemos ir a ella a menudo, pero lo que nos entusiasma de verdad de esta playa, son las posibilidades que ofrece gracias a los caprichos de la naturaleza. Y es que pese a que está totalmente abierta al océano Atlántico, cuenta con una barrera de piedra que impide que la azoten permanentemente grandes corrientes, y que cuando baja la marea convierte su entorno en un pequeño paraíso al alcance de los que se quieran poner unas gafas de bucear y un simple tubo para disfrutar del fondo marino. Se la conoce como La Barra.

Si estás por las Palmas de Gran Canaria y quieres animarte, lo más recomendable es que elijas un momento en que la marea esté baja. De hecho, te recomendamos que vayas a la playa más o menos una hora y media antes del punto de bajamar, para pillar la marea bajando y que al regreso no te pille demasiado en la subida. Nosotros solemos consultar los horarios de bajamar y altamar en esta web.

Para ir hasta La Barra no necesitas nada más que unas gafas de buceo y un tubo, pero recomendamos encarecidamente llevar un calzado adecuado para poder andar por la roca sin resbalarse y, a la vez, protegerte los pies de posibles picaduras de erizos marinos. Unos escarpines acuáticos son ideales, porque no pesan, los puedes llevar puestos mientras buceas y cumplen perfectamente sus funciones.

Lo bueno de ir a La Barra en el momento en que la marea está más baja, es que el camino a nado es muy llevadero. No se tarda demasiado en alcanzarla, y de nada que te alejas unos pocos metros de la orilla, la fauna y flora marina te sorprenden. Y una vez en ella… ¡a subirse y disfrutar de las vistas!

La Barra de la playa de Las Canteras, en Las Palmas de Gran Canaria

En La Barra se puede disfrutar de las vistas de la ciudad, se puede llegar hasta ella en kayak (hay empresas por la playa donde se pueden alquilar por horas), te puedes tirar al agua  a una de las tranquilas piscinas naturales que se forman, e incluso los más atrevidos pueden lanzarse al popular ascensor (un hueco enorme que da a mar abierto; cuando viene una ola, el nivel del agua te lanza de nuevo hasta la roca).

Pero, en nuestra opinión, lo mejor de este lugar es volver a ponerse las gafas y bucear por las inmediaciones, porque lo que hay a pocos centímetros de la superficie deja con la boca abierta.

Y es que todas las fotos que puedes ver las sacamos con nuestras cámara GoPro (viva su carcasa hermética subacuática) a apenas doscientos cincuenta metros de la orilla de la playa, distancia que separa La Barra de la playa en sí. Lo realmente mágico de Las Canteras es que pese a ser una playa con un alto nivel de visitantes, tiene un fondo marino muy rico. Ojalá siga siendo así por muchos, muchos años y que nada lo estropee.

Las normas básicas: no interfieras en el medioambiente y actúa con cabeza. Aunque estés muy cerca de la costa, siempre hay que tenerle respeto al mar. Teniendo eso en cuenta, la sesión de buceo es una gozada.

Así que Friki Viajero, si alguna vez visitas nuestra isla, Gran Canaria, no te pierdas uno de sus tesoros más preciados. Quién sabe, igual nos ves por Las Canteras y todo 😉

Playa de Las Canteras, en Las Palmas de Gran Canaria

Por cierto, también puedes ver este vídeo que grabamos a los pocos días de pillarnos la cámara. La Barra y su riqueza marina en movimiento.