Gunpla es la abreviatura de Gundam Plastic Model, es decir, modelos de plástico de Gundam. ¿Conoces Gundam? Es de sobra sabido por todos que en Japón el fenómeno mecha (es la palabra que ellos utilizan para denominar a un robot) siempre es sinónimo de éxito. Pues entre las sagas de las series de animación nipona más famosas se encuentra Mobile Suit Gundam. Y como estos japoneses saben exprimir bien la gallina de los huevos de oro, se les ocurrió que todas sus series podrían ir acompañadas de estas maquetas de plástico. A lo largo de esta entrada te vamos a contar muchas cosas sobre este vicio: un vicio caro o barato según cómo lo pongas en práctica.

Manuales de montaje de Gunplas

¿Qué necesito para montar mis Gunplas?

Si vas a empezar con las maquetas de Gundam, te recomendamos empezar por lo más sencillo: unos buenos alicates de corte diagonal. Decimos esto porque hay todo un ecosistema de exageraciones y frikismo extremo en todo este mundillo. Desde peanas, alicates especiales y hasta gente que, después de montarlas, además las pinta. Pero por el bien de nuestros bolsillos, lo mejor es ir poco a poco, tener una toma de contacto, ver si te gusta la afición y gastarte al principio poquito dinero.

Alicates de corte diagonal, pinzas de punta fina y tijeras, herramientas básicas para montar tus Gunplas

Además de los alicates, te recomendamos también unas buenas tijeras, unas pinzas de punta fina y un cuchillo bien afilado. Las pinzas son fundamentales: hay pegatinas ridículamente pequeñas y te verás en más de una ocasión con los dedacos arrugando las esquinas o con las propias pegatinas pegadas en la frente.

Las pegatinas de los Gunpla son el mayor infierno que pueda existir sobre la tierra

¿Es difícil montar maquetas de Gunplas?

No, montar las maquetas es muy sencillo y lo mejor de todo es que no se necesita saber japonés para montarlas porque, como en los manuales de Legos, vienen perfectamente explicados.

Lo primero que te recomendamos es que coloques todos los paneles de plástico sobre una mesa y dispongas las herramientas y el manual de instrucciones cerca de ti. Ten en cuenta que montar un Gunpla te puede llevar entre 1 día y 1 semana según lo mañoso que seas y el tiempo que le dediques, así que procura no utilizar una mesa que moleste a los demás o que vayas a tener que emplear para otra cosa. De nosotros dos, Pedro, que es quien los monta, con el hábito ya cogido es capaz de terminar una maqueta en una tarde, digamos en unas cinco o seis horas. Todo depende de la escala y, sobre todo, del tamaño del Gunpla. A más pequeños son, más complicados resultan de montar porque las piezas son más pequeñitas.

Dentro de la caja de un Gunpla, encontrarás los siguientes elementos:

  1. Manual de instrucciones
  2. Bolsas de plástico con piezas
  3. Una de las bolsas de plástico contendrá uno o más folios de pegatinas

En el manual de instrucciones encontrarás un resumen con todas las bolsas de plástico, paneles y folios de pegatinas que deberías tener. Presta mucha atención a esto porque si lo compras de segunda mano, aunque no debería, es mejor prevenir que curar y, si te falta algo, acude sobre la marcha a la tienda donde lo compraste a cambiarlo.

Manual de instrucciones de un Gunpla por dentro
Una página de un manual de instrucciones de un Gunpla

Cada panel de piezas tiene una letra y cada pieza un número. Por ejemplo, paneles A, B, C y D y cada panel con piezas de la 1 a la 30. Si haces clic en la imagen del manual ampliada, verás que, además de con su dibujo, viene el número (H31), dónde se inserta, de qué forma y te avisan de cuándo debes tener cuidado.

Con las pegatinas pasa lo mismo, salvo que en lugar de un número vienen con un kanji, pero que no cunda el pánico, es muy fácil saber cuál va y dónde va. Nuestro sobrino ha montado dos maquetas él solito y las montó cuando tenía menos de 10 años.

Pedro montando uno de los Gunplas en la mesa del salón

¡Ahora toca ponerse manos a la obra! Prepara tu alicate y sigue las instrucciones. Cuando te toque cortar, corta sin miedo y si te queda algún filo, límalo con cuidado con la punta del cuchillo. Ten mucho cuidado con las piezas pequeñas y, si lo necesitas, corta con la tijera bien afilada en lugar de con el alicate, así te asegurarás de que la pieza de plástico no se rompa.

El penúltimo paso es que te relajes, te hagas un café y disfrutes montando tus Gunplas. Te aseguramos que es una experiencia muy relajante y muy gratificante. ¡Termina siempre lo que empiezas, es sano y es muy satisfactorio!

Los Gunpla están hechos made in Japan

¡Todas las piezas de los Gunplas son made in Japan!

¿Es caro comprar Gunplas? Sí y no

¿Por qué sí? Los Gunplas fuera de Japón son un producto de lujo y se tiende a vender exageradamente caro. Puedes encontrarlos en páginas de Internet, como por ejemplo en los enlaces que te mencionamos aquí debajo, pero según dónde vivas o a qué tipo de eventos asistas puedes llevarte la sorpresa de encontrártelos, como en salones del manga, o como nos pasó a nosotros cuando estuvimos en el Soho, en Londres.

¿Por qué no? Si vas a viajar a Japón o algún familiar, amigo y/o conocido tuyo va a pasar por allí, es el momento ideal para ponerte de rodillas y rogarle que se pase por esas tiendas llenas de nipones frikis para que te traiga todo el merchandising del universo conocido. Pero antes de comprar debes saber una cosa: además de los Gunplas de paquete, también se venden Gunplas de segunda mano. ¿De segunda mano?, pensarás. Pues sí, con las bolsas de plástico cerradas y precintadas, como si fueran de paquete pero sin serlo. Un Gunpla de segunda mano se puede conseguir por la mitad de precio que un Gunpla de paquete. Y una de las mejores tiendas de Japón para conseguirlos es la Mandarake.

La caja de Sinanju, un Gunpla de Gundam Unicorn

¿Cómo se compran los Gunplas?

Los Gunplas, como casi todas las maquetas, se venden en diferentes tamaños que varían según las escalas. A mayor escala, más caro es el Gunpla en cuestión y, a veces, según su rareza, puede dispararse más de precio todavía, sobre todo si hablamos del mercado de segunda mano. De esta forma, un Gunpla escala 1/100 es más grande que un Gunpla escala 1/144.

También hay modelos con piezas de mayor calidad, ediciones limitadas, etcétera. Todos esos factores influyen en el precio final de tu maqueta. Para empezar, está bien comprar uno de escala 1/144, y si le coges el gusto, empezar a otear Gunplas de escala 1/100 que lucen mucho más en las estanterías.

Por último, se venden muchos accesorios extras, como piezas metálicas, peanas o pinturas especiales para las partes de las maquetas, pero de nuevo, si estás empezando es mejor disfrutar montando las maquetas sin más y pasar a los accesorios cuando ya seas todo un profesional de la materia.

De izquierda a derecha, Gunpla 1/100, Gunpla 1/144

De izquierda a derecha, escala 1/100, 1/144 y bolígrafo Bic

Detalle de un Gunpla a escala 1/144

Detalle de un Gunpla escala 1/144

Un truco para aprovechar tu viaje a Japón y traer muchos Gunplas

Si vas a viajar a japón por libre y a estas alturas de la entrada te hemos convencido para comprar todas las estanterías de Gunplas de Japón te estarás preguntando: “Y ahora ¿dónde meto todos estos bichos? ¡Porque en la maleta no me caben!”. Sí, las cajas de los Gunpla abultan un montón. Una imagen vale más que mil palabras:

Una caja de Gunpla abierta

Si eres de los coleccionistas a los que les gusta guardar los artículos que compra con caja inclusive, lo mejor es que visites nuestra entrada con consejos para enviarte paquetes por correo desde Japón.

Pero si de lo contrario estás dispuesto a hacer un sacrificio en pos de pasarte todo el año que viene montando maquetas como un poseso, te vamos a dar un pequeño truco para que puedas desvalijar toda Akihabara ¡o hasta todo Tokio si te lo propones!

Bolsas de piezas de Gunplas sin abrir

¿Has visto esa imagen? Una vez abierta la caja de un Gunpla, dentro te encontrarás un manual de instrucciones de montaje y un montón de bolsas de plástico con las partes de las maquetas. Ahí está la clave, una caja ocupa una buena parte de la maleta, ¡pero las bolsas de plástico, bien apretadas, las puedes meter hasta entre las camisetas!

Yo me llevé una maleta de viaje pequeña y gracias al truco de Frikis Viajeros y a la técnica del Pandero no Jutsu me pude traer 5 maquetas de Gunplas.
Pedro Antonio Jiménez Pérez
Pedro Antonio Jiménez Pérez
Friki Viajero

¡Por el bien de tus Gunplas, no lleves a cabo la técnica del Pandero no Jutsu sobre las bolsas de plástico!

¿Y ahora que los tengo montados, qué?

¡Ahora llega la mejor parte! ¡Exponerlos! ¿Y cómo? Pues la mejor manera, sin duda, es acercarte al Ikea más cercano, comprarte una Detolf por cincuenta euritos e invitar a tus amig@s para que te digan que eres el rarito o la rarita del grupo o para que flipen en colorines con tus artes extraterrestres montando maquetas de robots japoneses.

Esperamos de todo corazón que te haya gustado esta entrada y te animes con este vicio friki pero tan, tan divertido.