Como frikis del manganime que somos (el manga es el cómic japonés y el anime es la animación japonesa), una vez desembarcamos en tierras niponas, una de las cosas que más nos gustó comprobar es qué cosas son una realidad de su sociedad y cuáles son un mito o una exageración de sus autores. En esta primera parte de una serie de artículos hemos querido recopilar un buen puñado de ejemplos sobre los mitos del manga y el anime para que tú mismo compruebes qué cosas son realidad y cuáles son puramente ficción.

Los personajes de los shonens deportivos son guapísimos, altísimos y musculadísimos

El shonen es el género del manganime orientado principalmente a los chicos jóvenes y dentro de este género una variante que particularmente triunfa es el shonen deportivo, de baloncesto, béisbol, fútbol, tenis, natación, etcétera. Nada más lejos de la realidad. La estatura media de un japonés es de 168,1 centímetros en los hombres y 158,8 centímetros en las mujeres y, por lo general, tienen una complexión más bien delgada. Aunque es una evidencia y todo el mundo lo sabe, los japoneses no son los mejores en todos los deportes del universo y no lanzan fuego por las piernas cuando disparan a puerta. Así que el primer mito que desmontamos es que el japonés que practica deporte, con sus excepciones claro está, no es guapísimo, altísimo, musculadísimo y tiene los ojos saltones y los pelos de todos los colores del arcoíris como los Skittles.

Mamoru Takamura, de Hajime no Ippo

Mamoru Takamura, personaje de Hajime no Ippo y campeón del mundo de Boxeo de varias clases

No obstante, el shonen deportivo es un género que intenta transmitir, pese a que siempre hay un ace o un jugador estrella, que con esfuerzo, tesón, espíritu de superación y compañerismo tanto hacia tus rivales como hacia tus compañeros de equipo en el deporte se pueden lograr cosas muy grandes.

Con un grupo de escolares en Kioto

Nosotros rodeados de chiquillos de instituto

Personajes de Kuroko no Basket

Jugadores de baloncesto altísimos y guapísimos del manga Kuroko no Basket

Las calles parecen un enjambre de cables y postes de la luz

Uno de los animes más famosos y conocidos a nivel internacional es Neon Genesis Evangelion, anime que catalogaríamos dentro del género de mechas o robots. Si alguno de ustedes lo ha visto, recordará con mucho cariño esas imágenes de una Neotokio vacía, sin gente en la calle y con un enjambre de postes de luz y cables de electricidad. Esto realmente es así. Tokio está plagada de postes de luz y cables eléctricos colocados con cierto desorden, sobre todo en zonas más residenciales. Obviamente, lo que sí que no le falta es japoneses llenando de vida todas sus calles.

Cables de la luz en una escena de Evangelion

Mítica escena de Neon Genesis Evangelion

Cables y postes de la luz por todas partes

¡Postes y cables de la luz por todas partes!

Las japonesas son pechugonas y monísimas hasta más no poder

Dentro del género ecchi (picante) o el género harem (un hombre rodeado de mujeres), lo normal es que nos encontremos a japonesas con unos pechos exuberantes y unas curvas de escándalo. De nuevo, nos encontramos ante un mito con un fin totalmente comercial y de merchandising. La japonesa media lleva una talla A de sujetador (de 76 a 78 centímetros) y, aunque hay excepciones, no destacan por sus curvas. Sin embargo, sí que se cumplen los patrones de pieles claras (o pieles morenas artificiales como la tribu de las kogals), maquillajes poco excesivos y unas facciones redondeadas y hermosas. Por lo general, la mujer japonesa es una mujer de facciones muy femeninas, bajita, sin demasiadas curvas y con los ojos y el pelo oscuro.

Chicas de Senran Kagura

Senran Kagura, un juego con mucha “trama”

Un grupo de chicas de instituto muy monas

Un grupo de chicas de instituto muy monas

Los hosts y las idols son un producto de ficción

El término idol (pronunciado aidoru en japonés) es un término ya acuñado en Japón que hace referencia a una persona que se ha hecho famosa en gran parte por su apariencia física, principalmente celebridades femeninas. Pues no son un producto de ficción, existen y se hace una explotación muy importante de ellas, hasta el punto de generar auténticos problemas sociales derivados de estos cánones de falsa belleza. No obstante, Frikis Viajeros no es el lugar para discutir sobre la moralidad de esta moda, sino para reafirmar que son una realidad y que, sobre todo en la ciudad eléctrica de Akihabara, aunque no exclusivamente allí, están en todos los rincones tanto físicamente como llenando escaparates de merchandising (postales, almohadas, fotos, etcétera) y, cómo no, haciendo animación sobre este sector y llenando estanterías de figuras, dvds y videojuegos.

Chicas de AKB48

Las chicas de AKB48

La explotación de las idols llega hasta tal punto que a día de hoy hay idols de todo, no solamente de chicas moe, sino de chicas pasadas de peso, chicos disfrazados de chicas moe ¡y todo lo que te pudieras imaginar o más!

Pottya, grupo de idols entraditas en peso

Pottya, grupo de idols entraditas en peso

En el lado masculino tenemos a los hosts, un perfil de hombre más bien andrógino con el cabello largo y teñido y con los mechones cayendo por sus caras como si se tratase de auténticos personajes de manganime. En este apartado tenemos la versión softcore, aquella que solamente trata de explotar las facciones físicas de estos chicos para atraer al sector femenino y vender mucho merchandising y, cómo no, tenemos una versión un poco más hardcore, la de los host clubs, o la versión extrema del host como gigoló, que presta sus servicios dentro de este club o haciendo el nanpa (arrastre), saliendo a la calle a captar clientas. A nosotros nos sorprendió encontrarnos por las calles una buena cantidad de camiones publicitarios de hosts, de esos que se usan para vender mucho merchan.

Un camión anunciando hosts

Los love hotels existen

Y tanto que existen. Se trata de hoteles que, por lo general, se pagan por horas de uso y que no suelen tener a nadie atendiendo para dar la mayor cantidad posible de intimidad, así que tú entras allí, echas tus monedas o billetes en tu máquina registradora y haces uso de una habitación para ti y tu pareja durante la cantidad de horas que estimes conveniente. Nosotros no hicimos uso de ninguno de ellos (pasamos por delante de bastantes), pese a que se trata de hoteles muy limpios, bonitos e higiénicos con una cantidad inimaginable de posibilidades, ¡y muy famosos! Un ejemplo de ello lo tienes en la película Mapa de los sonidos de Tokio, de Isabel Coixet, con una escena de sexo en un love hotel con el aspecto de un vagón de tren. Así que ya sabes, si quieres darle un punto extra de picante a tu viaje a Japón, aquí tienes una idea.

Máquina de venta de habitaciones de un Love Hotel

Máquina de venta de habitaciones de un Love Hotel

Las señoras muy mayores parecen higos porretos

Tatarabuela de Shampoo

La tatarabuela de Shampoo

Seguro que más de uno se acuerda de la tatarabuela de Shampoo, de la famosa serie de animación Ranma, de Rumiko Takahashi. Obviamente, aunque hay excepciones, se trata de una exageración de los mangakas porque las mujeres japonesas se gastan dinerales en tratamientos de belleza para la cara y la piel (en su cultura tener la piel lo más clara posible es muy preciado) y, por lo general, suelen ser mujeres muy longevas. Así que, en este caso, se trata de un mito desmontado. ¡No te encontrarás a ninguna anciana japonesa de menos de medio metro caminando por la calle!

Una anciana japonesa

Una anciana japonesa

Hay flores de cerezo por todas partes

Si tienes la suerte de viajar a Japón en la época de primavera (marzo, abril), sí, verás flores de cerezo por todas partes. Es un espectáculo digno de presenciar y los japoneses tienen un festival dedicado especialmente a la caída de la flor del cerezo, llamado hanami, donde se reúnen todos alrededor de estos arbolitos a comer (y sobre todo a beber) mientras admiran su belleza efímera. La hoja de la flor del cerezo es de una hermosura y una delicadeza inconmensurable y, pese a lo pequeñitas que son, dejan un manto rosado en el suelo.

Una escena de Shigatsu wa Kimi no Uso

Una escena de Shigatsu wa Kimi no Uso

Foto de cerezos en flor

Una fotografía de un cerezo en flor tomada por nosotros

Si te ha gustado este artículo, no te pierdas la segunda parte que publicaremos el próximo lunes a la misma hora y en el mismo canal. Además, te animamos a que nos dejes cualquier comentario con tu opinión. ¡Hasta la próxima!