Hace dos semanas comenzamos una serie de artículos con aquellos mitos del manga y el anime, o más bien topicazos, que se repiten constantemente. En este enlace puedes leer la primera parte y en este otro enlace la segunda parte. Hoy te traemos la tercera parte, con más topicazos, para que sigas comprobando qué cosas se ven reflejadas en su realidad cotidiana y cuáles son un producto de la imaginación de los autores de mangas y animes. Por supuesto, siempre desde un tono jocoso y despreocupado, esto es un artículo para divertirse, no para tomarlo como la biblia ni como una referencia.

Los japoneses destrozan las sandías a espadazos en la playa

No, amigos, esto que parece un topicazo que se repite en los típicos capítulos de playa y bikinis de muchos mangas y animes no es ficción, es una realidad y tiene nombre: suikawari. El suikawari consiste en vendarse la cara y con un palo, espada de bambú o lo que pillen más a mano, le asestan unos buenos guantazos a la sandía hasta destrozarla. Obviamente, después se la comen con mucho gusto. Es similar a nuestro juego de la piñata y, aunque parezca disparatado, existe la JSWA, o lo que es lo mismo, la Asociación Japonesa de Suika-Wari, creada por la Cooperativa de Agricultores en el año 1991, ¡con reglas oficiales y todo, ojito!

Un suikawari en vivo

¡Cuidado con tu cabeza!

¡Cuidado con tu cabeza!

Los japoneses se disculpan por todo

¿Cuántas veces no habremos visto al clásico personaje de anime repitiendo sin para “¡Sumimasen! ¡Sumimasen! ¡Sumimasen! ¡Sumimasen! ¡Sumimasen!” agachándose una y otra vez y gritándolo en voz alta? ¿En la vida real son así de exagerados? Algo que parece tan obvio no es nada común en la cultura occidental, donde algunas personas si pueden ni se disculpan y siguen de largo. La realidad es que los japoneses utilizan el término sumimasen para relajar la tensión en una conversación y no tan de la forma desde el perdón para denotar tu propia culpa tal y como explica Kirai en esta entrada de su página. No obstante, sí es cierto que se disculpan por poca cosa, son gente que tiene mucho miedo al ridículo y prefieren no dejarte entrar a comer en tu restaurante si saben que no te van a poder atender en un idioma que no sea el suyo.

Un cartel de disculpa en japonés

Un cartel de disculpa en japonés

¡Sumimasen, sumimasen, sumimasen, sumimasen!

¡Sumimasen, sumimasen, sumimasen, sumimasen!

Hay 24 horas por todas partes

En muchos mangas y animes, sobre todo del tipo slice of life, es muy común ver a los personajes acudir con bastante frecuencia a los 24 horas que en Japón se llaman konbinis (convenience stores o tiendas de conveniencia). Pues es totalmente cierto, en nuestro viaje a Japón una de las cosas que más captó nuestra atención es que hay konbinis por todas partes y, además, de muchas cadenas distintas: 7-Eleven, Lawson, Family Mart, etcétera. ¡Y son muy prácticos! A nosotros nos encantaba entrar en ellos para desayunar y comprarnos, por ejemplo, crepes de nata y chocolate fresquísimos y un tetrabrik de leche bien fría, aunque echábamos de menos el Cola Cao, ¡jolines! Estos establecimientos están abiertos todo el año, pero es que por cerrar no cierran en fechas tan importantes como fin de año ni nada. Además, con la cantidad de habitantes por metro cuadrado que hay en Japón, es muy complicado abrir un negocio y que no tenga un volumen de público importante. Puedes leer más información sobre estas tiendas de conveniencia en este artículo de Japonismo.

7-Eleven, una de las cadenas de konbinis

7-Eleven, una de las cadenas de konbinis

Personajes de Kuroko no Basket en un konbini

Personajes de Kuroko no Basket en un konbini

¿Las kogals existen o solamente salen en los shojos?

¡Sí que existen! Las kogals son una tribu urbana de chicas jóvenes que se preocupan muchísimo por su belleza y cuidan al detalle la ropa que llevan, el peinado, etcétera. En 1999 se estrena en Japón el manga Gals! de Mihona Fujii que trata sobre tres jóvenes que pertenecen a este movimiento y reflejan su lado más reivindicativo. Cuando estuvimos en Japón, era muy divertido pasear por ciertas zonas y encontrarte a estas jovencitas que encima daban mucho el cantazo cuando iban maquilladísimas, bronceadas color chocolate y haciendo un montón de ruido.

Foto de un grupo de Kogals

Foto de un grupo de kogals

Imagen del manga Gals!

Imagen del manga Gals!

¿La gente de Osaka es tan raruna?

Una de las muchas cosas que seguramente te pueden haber llamado la atención de ciertos mangas y animes es la forma en la que reflejan a la gente de Osaka. Si eres aficionado al género, seguramente te acordarás de Ayumu Kasuga, de Azumanga Daioh!. A ella la llamaban “Osaka” porque era una estudiante de intercambio de allí y esperaban que tuviera el típico carácter de la gente de Osaka, es decir, acelerada, gritona, exuberante y todo el santo día soltando chistes. Nada más lejos de la realidad, la pobrecita Ayumu era una parada mental bastante importante, jajaja. Lo de los chistes viene principalmente debido a que el manzai tiende a relacionarse directamente con Osaka (Osaka Manzai). El manzai es un dúo cómico tradicional japonés donde el tsukkomi (hombre serio) y el boke (hombre divertido) intercambian bromas, malentendidos y dobles interpretaciones a gran velocidad. Como en todas las sociedades, hay estereotipos en todas partes y al igual que en España decimos lo de “¡Eres más exagerao que un andalú!” allí se bromea mucho con la gente de Osaka. ¡A nosotros, desde luego, Osaka nos encantó!

La rarita de Osaka, de Azumanga Daioh!

La rarita de Osaka, de Azumanga Daioh!

Una escena de manzai en K-ON!

Una escena de manzai en K-ON!

¿Se puede encontrar Ramune en Japón?

Los fans que hemos crecido con el manga y el anime sabemos de sobra que hay una bebida que aparece de forma recurrente en muchas series: se trata de el Ramune. ¿Y esta bebida existe? ¡Desde luego que existe! El Ramune es una bebida gaseosa que data nada más y nada menos que del año 1876. ¿Y qué tiene de especial? El Ramune no viene cerrado con una tapa, sino con una canica. Para abrirla, debes empujar la canica hacia abajo y, por la particular forma de la botella, se queda en la mitad superior siempre. ¡De primeras resulta complicada de beber porque la canica vuelve a la boca de la botella! Tiene mucho gas y es muy dulzona, así que gusta mucho entre los niños, pero puede que si la pruebas no opines lo mismo. Una de las cosas que Pedro recuerda con más cariño es la botella de Ramune que se bebió en la isla de Miyajima con un plato de ostras fresquitas recién abiertas. ¡Estaba de miedo! A día de hoy se puede encontrar Ramune en establecimientos occidentales e incluso en grandes almacenes como Carrefour. ¡Anímate a probarla y cuéntanos qué te pareció!

Ramune, clásico refresco japonés comprado en Miyajima, Japón

Un Ramune que compramos en Miyajima, Japón

Un personaje de Captain Earth bebiendo Ramune

Un personaje de Captain Earth bebiendo Ramune

La tradición de los onsen y los ofuros es real

¡Y tan real! Para los japoneses, bañarse es sinónimo de culto. De hecho, existen una serie de normas que deben cumplirse, no pasa como en occidente, donde nos metemos en el baño, nos enjabonamos, nos aclaramos y listo. Y como ellos rinden culto al baño, tienen un montón de anécdotas de las que podríamos hablar largo y tendido. Por ejemplo, es cierto que existen los baños comunitarios, los sento. ¿Por qué existen? Principalmente para quienes no tienen espacio suficiente en sus casas para instalar un ofuro (sala con bañera). Práctico, ¿verdad? Fíjate si son tan puristas con el aspecto del baño, que para ellos sería impensable colocar una bañera en la misma habitación donde colocarían el retrete. Pero como además en Japón hay una gran cantidad actividad volcánica, tienen muchas zonas con aguas termales. En estas zonas se instalan lo que ellos llaman onsen y al igual que para nosotros las vacaciones muchas veces resultan un sinónimo de escaparnos a la playa o a la montaña, para ellos también lo son darse una escapada a un onsen. ¿Te acuerdas de todos esos episodios de anime donde se van todos juntos a divertirse a un onsen y siempre se acaba enseñando mucha carne trémula? ¡Ahora ya sabes por qué!

Si te llama la atención el tema del culto al baño de los japoneses, te recomendamos que leas el divertidísimo y original manga Thermae Romae, de Mari Yamazaki.

¡Cuidado! El baño japonés no se parece en nada al baño occidental y se caracteriza, sobre todo, por la elevada temperatura del agua. Antes de lanzarte en bomba a uno de estos baños, te recomendamos tener mucho cuidado y ver si eres capaz de resistir la temperatura. ¡Nosotros salimos de uno de ellos como gambas hervidas y apenas pudimos resistir más de diez minutos!

Un ofuro en Miyajima

Foto nuestra de un ofuro en Miyajima

¡Booooooobs en el onsen!

¡Booooooobs en el onsen!

Esperamos de todo corazón que te hayas divertido con esta serie de entradas sobre los topicazos del manga y el anime en Japón. Si se nos ocurren más, ten por seguro que haremos una cuarta parte. La cultura japonesa da para muchas líneas y si te resulta tan apasionante como a nosotros, seguro que la próxima vez que leas manga o veas anime te fijarás más en estos detalles. ¡Sayonara!