Japón es un país repleto de contrastes. Paisajes impresionantes, gran variedad gastronómica, ciudades descomunales con oasis de paz en forma de templos en cualquier esquina… Por estos y demás motivos que te detallamos, no puedes perdértelo.