Viajar por libre a Londres siempre es una aventura, puesto que en esta ciudad repleta de rincones con encanto y actividades de todo tipo es imposible aburrirse, pero si vas entre el 20 de noviembre y el 3 de enero de 2016, tienes un aliciente más: el Winter Wonderland, un híbrido entre mercadillo navideño y recinto ferial donde podrás pasártelo en grande y disfrutar de todo el sabor de la Navidad en un marco incomparable: el mítico Hyde Park.

Winter Wonderland en Hyde Park, Londres

La entrada al Winter Wonderland es gratuita, y llegar es tan sencillo como dar una vuelta hasta Hyde Park, preferiblemente por el acceso que está próximo a la salida de metro Hyde Park Corner. Es decir, en pleno centro de Londres, ideal para la jornada en la que planees visitar los alrededores del Palacio de Buckingham.

El Winter Wonderland está abierto de 10 de la mañana a 10 de la noche, y los ambientes en ambas franjas horarias son muy distintos. Nosotros, durante nuestro viaje por libre a Londres, lo visitamos en dos ocasiones. La primera, un día entre semana por la mañana (serían más o menos las diez y media), y apenas había gente, ideal para curiosear los puestos sin agobios y las atracciones.

Hay de todo, desde puestillos de comida y bebida (especial atención a las bebidas calientes, como el vino especiado) a puestos de artesanía, con cientos de propuestas de regalos y decoración de Navidad, hasta atracciones como una noria gigante o casas del terror. Todas ellas funcionan con tokens (es decir, compras unas monedas de plástico que luego usas para montarte en la atracción correspondiente).

Y la segunda vez que lo visitamos, fue durante nuestra última noche en la ciudad. Lo bueno es que como en esa época oscurece muy temprano, llegamos a eso de las seis (un viernes) y el ambientazo era tremendo.

Winter Wonderland en Hyde Park, Londres

Las luces, los olores apetecibles y la gente pronto te hacen olvidar el frío húmedo londinense. Sin duda, la noche es el momento ideal para disfrutar del Winter Wonderland en todo su esplendor. Además, tienes muchas opciones para cenar sin que te duela demasiado el bolsillo (cosa que en Londres no siempre es fácil conseguir) y puedes llevarte a casa de recuerdo detalles especiales y bonitos, también sin romperte el presupuesto.

Un consejo que te damos es que si vas en hora punta (es decir, un viernes, sábado o domingo entre las 5 y las 10 de la noche), evites bajarte en la parada de metro de Hyde Park Corner. Por la misma megafonía del metro lo indican, pero no está de más recalcarlo: para evitar aglomeraciones, que las hay, tienes la opción de bajarte en Knightsbridge (que es la parada ideal para visitar los almacenes Harrods) o en Green Park, pues desde ambas hay un paseo de 10-15 minutos hasta el Winter Wonderland y comparten línea de metro, la Piccadilly Line (azul oscuro). Y créenos, Friki Viajero, se junta mucha, mucha gente en Hyde Park Corner a la vez, vale la pena mover un poco el esqueleto y respirar aire fresco.

Por ejemplo, nosotros cuando visitamos Winter Wonderland por la noche, dimos un paseo desde Victoria Station. Son unos 20 minutos a paso relajado.

Winter Wonderland en Hyde Park, Londres

Puedes ver más sobre el Winter Wonderland en nuestros videodiarios del viaje por libre a Londres. Más información sobre Winter Wonderland en su página oficial.