Skip to Content

Archivo del blog

Islandia por libre: día 5, destino Skaftafell, bosque de Hallormsstadur

Nuestro quinto dia viajando por libre por Islandia empezó en Egilsstadir. Nos despertamos en el saco de dormir tras haber pasado la noche en el camping (muy cómodos, la verdad, porque no se oía un alma), y tras ponernos en planta muy temprano, fuimos a darnos una ducha y nos dispusimos a desayunar.

El objetivo del día era recorrer el este de Islandia y descender hasta el sur. La siguiente parada en la ruta la haríamos en el camping del Parque Nacional de Skaftafell.

Distancia desde Egilsstadir a Skaftafell: 313 kilómetros

Tiempo aproximado de conducción: 4 horas (en Islandia el máximo de velocidad es de 90 k/m, pero en muchos tramos es de 70)

Islandia por libre, camping de Egilsstadir

Tras adecentar la furgoneta, estábamos preparados para marcharnos… salvo por un detalle. Eran las 8:20 de la mañana y las oficinas del camping no abrían hasta las 9. Como puedes recordar del diario del día anterior, ya estábamos en temporada de invierno y cerraban a las 4 de la tarde, por lo que cuando llegamos (pasadas las seis) tampoco había nadie en la oficina. Así que… ¿cómo pagábamos la tarifa?

En el cartel de la oficina ponía que si llegabas al camping una vez cerrada, pasaras la noche sin problema y pagaras al día siguiente. Así que hicimos un sobre con un folio, metimos dentro en efectivo la tarifa correspondiente y lo pasamos por debajo de la ventana de la oficina. En el sobre escribimos una nota sencilla en inglés: Hi! We stayed last night, two persons with a van. Here’s the fee. Thanks! (¡Hola! Nos quedamos anoche, dos personas con una furgoneta. Aquí está la tarifa. ¡Gracias!).

Así que consejo de Friki Viajero: si vienes a Islandia, puedes pagar el 99% de las cosas con tarjeta de crédito, por muy pequeño que sea el importe, pero es mejor llevar en efectivo el importe de los campings por si te ocurre esto mismo.

Tras pagar, movimos un poco la furgoneta para recargar el depósito de agua potable. Y así, a las 8:30 de la mañana, nos hicimos de nuevo a la carretera.

Nuestra idea inicial era retomar la carretera 1 y seguir hasta el este, pero un mapa que vimos en el camping de Egilsstadir nos hizo cambiar de idea. Y es que estábamos muy cerca de Hallormsstadur, el mayor bosque de Islandia. De hecho, podría decirse que la única masa boscosa como tal del país. Así que… ¡qué demonios!

Camping de Egilsstadir, este de Islandia

Llegar al bosque desde Egilsstadir es muy fácil. Solamente hay que salir del pueblo por la 1 (Ring Road) hasta el cruce con la carretera 931 y desviarte por ella. A los diez minutos encontrarás una zona habilitada para dejar los coches, desde la que empieza la ruta para caminar.

Como puedes observar en las fotos… ¡no había nadie! Pero nadie, ¿eh? Estuvimos cerca de una hora por Hallormsstadur y el único acompañante que tuvimos fue ya cuando nos íbamos. Aún no vamos a desvelar de quién se trataba, nos guardamos la sorpresa para el final de esta entrada 😛

Islandia por libre, bosque de Hallormsstadur

Lo hemos dicho ya muchas veces, pero es cierto: el contraste radical de los paisajes en Islandia deja con la boca abierta. Tras haber pasado la jornada anterior en una zona volcánica desolada, estar en un bosque supuso un pequeño choque. Y fue solo el principio, puesto que la costa este de Islandia es muy verde, salpicada de cascadas, riachuelos y de paisajes costeros que roban el aliento.

Pero vamos a centrarnos en Hallormsstadur.

Hay varios senderos para pasear por el bosque, acondicionados con virutas de corteza de árboles (como pequeñas láminas de corcho). No sabemos la extensión de los caminos, pero sí que es bastante largo.

Islandia por libre, bosque de Hallormsstadur

Solo tenemos una pega que expresar, y es que los paneles informativos no están en inglés, de forma que no te enteras de nada y vas un poco a ciegas, pero la tranquilidad y el entorno lo compensan.

Ideal para evadirte y disfrutar de una cara distinta de la naturaleza de estas tierras.

Llama la atención lo bien acondicionados y cuidados que están los caminos habilitados para hacer rutas en Islandia.

Islandia por libre, bosque de Hallormsstadur, ruda acondicionada con cortezas de árboles

Por cierto, no te pienses que ya no vas a sufrir la ira de los insectos… ¡Error! Hay cientos de ellos revoloteando por los riachuelos, pero no son tan molestos como los de Mývatn, ni de lejos.

La gran anécdota del paseo por el bosque fue encontrarnos una explanada de hierba (seguramente conseguida tras talar los árboles) y una tarima para dar espectáculos. Ahí, en medio de la nada. ¿Para alguna festividad local señalada? Lo cierto es que nos tuvimos que contentar con imaginarlo, porque por ahí seguía sin haber un alma.

Islandia por libre, bosque de Hallormsstadur

Después de hacer el canelo un rato en el escenario (en vistas al “numeroso” público presente), seguimos por la ruta. De camino nos encontramos una cabaña (qué mal rollo, je, je), y una especie de montículo con plumas de cuervo clavadas (todavía más mal rollo). Y a pocos metros de dicho montículo… el lago Lagarfljót.

Es un lago grande, de aguas turbias, y al igual que el lago Ness en Escocia, cuenta la leyenda que un monstruo habita en él: el Lagarfljotsormurinn.

Lago Lagarfljót, en Islandia

Si tienes tiempo, dedica un buen rato a pasear por la orilla del lago. Nosotros pasamos un rato por ahí y regresamos sobre nuestros pasos, pues no queríamos tardar demasiado en volver a la carretera. Antes de meternos en el coche usamos unos servicios públicos que nos encontramos cerca del área de descanso para los coches (los baños estaban impolutos, a todas estas), y nos encontramos con una acompañante imprevista…

La gatita estuvo jugueteando con nosotros hasta que no nos quedó otro remedio que ponernos al volante. Al menos encontramos respuesta a la pregunta de si hay gatos salvajes en Islandia. Quizás fuera de la persona que vivía en la cabaña embrujada del bosque…

Islandia por libre, bosque de Hallormsstadur

Y tras ello, tomamos la misma carretera en el sentido inverso para regresar a la 1, aunque decidimos tomar un atajo e ir por la 939 y ahorrarnos un tramo. Los paisajes, preciosos, pero la carretera se las trae…

0 0 Seguir leyendo →

Día 4 en vídeo: destino Egilsstadir

Tras pasar la noche en el camping de Akureyri, nos lanzamos a la carretera y atravesamos la zona de Mývatn, donde disfrutamos de unos baños geotérmicos al aire libre, ¡toda una experiencia! Tras atravesar una impresionante zona volcánica prácticamente desierta, llegamos a Egilsstadir, uno de los principales núcleos urbanos del este de Islandia.

0 0 Seguir leyendo →

Islandia por libre: día 4, destino Egilsstadir

Nuestro cuarto día viajando por libre por Islandia fue intenso: desde Akureyri fuimos a los baños geotérmicos de Mývatn, donde nos bañamos en aguas a 40 grados con 13 grados en el exterior, y tras atravesar la zona volcánica del norte, recalamos en el este, concretamente en la ciudad de Egilsstadir.

0 0 Seguir leyendo →

Send this to friend