Pasamos la tarde del sexto día de nuestro viaje por libre por Islandia recorriendo el centro de su capital: Reykjavík. Una ciudad pequeña pero repleta de encanto y con muchos rincones que vale la pena descubrir. Además, la noche nos deparaba una sorpresa que llevábamos todo el viaje esperando…